Quemar calorias caminando

Si usted necesita una manera fácil de quemar más calorías al caminar, simplemente tiene que cambiar su ritmo.

Caminar a distintas velocidades puede quemar hasta un 20 % más de calorías, que caminando y manteniendo un ritmo constante. El propósito de este estudio fue medir con precisión el coste metabólico o las calorías quemadas, consecutiva a un cambio en el ritmo de la marcha.

La gente suele subestimar el número de calorías quemadas mientras camina en la vida de todos los días o hacer deporte. Hacer cambios de ritmo quema energía, por lo que se quema más calorías si se camina más rápido, después despacio y volviendo a caminar rápido.

Caminando a poca velocidad, y cambiando de marcha caminando más rápido, hace que presione, por así decirlo, el pedal del acelerador. El cambio de la energía cinética de una persona requiere más trabajo de las piernas y este proceso sin duda usa más energía.

Un estudio también confirmó la predicción de los investigadores que la gente camina más lentamente cuando cubren distancias más pequeñas y aumentan su ritmo cuando la distancia aumenta.

Esto puede tener implicaciones en el campo de la fisioterapia y la rehabilitación donde el acto de medición de la velocidad que se necesita para cubrir una cierta distancia se usa como un indicador del progreso del paciente.

Lo que hemos demostrado es que la distancia que tienen que viajar a pie es importante, dice el estudio. Va a tener diferentes velocidades de marcha por varias distancias.

Algunas personas han medido estas velocidades en distancias relativamente cortas, los resultados muestran que puede subestimar sistemáticamente el progreso.

Los científicos dan otros consejos para quemar más calorías al caminar, al igual que simplemente caminar de una manera que no es natural.

Como caminar de una manera que quema más calorías, pues con pesos en las piernas o con una mochila en la espalda que pese un poco.

Caminar es una forma muy saludable en nuestra vida diaria, por lo que si lo aprovechas, puedes quemar más calorías si vas haciendo cambios de ritmo en tu forma de caminar.

Beber té verde para el estrés

Entre los muchos beneficios del té verde es que evita el estrés.

El té verde contiene muchos polifenoles, que le confieren propiedades antioxidantes fuertes.

Por lo tanto el té verde ejerce efectos preventivos sobre el sistema cardiovascular, sobre el cáncer, la enfermedad de Alzheimer, etc. El otro gran problema de este siglo es el estrés, un equipo de investigadores ha abordado esta cuestión.

Cuanto más se bebe té verde, menos se está estresado.

Este estudio incluyó a 42.000 personas de 40 años y de más edad. Después de llenar cuestionarios sobre el tipo de bebida consumida y su nivel de estrés, 2.700 personas sufrieron un estrés real, se observa que a partir de 5 tazas de té verde al día, el riesgo de sufrir estrés se reduce en un 20%.

En general, más cantidad de té, mayor es el nivel de estrés que disminuimos.

Tenga en cuenta que en este estudio, las personas que consumen el té más verde también tienen un riesgo de neumonía disminuido en un 47%.

Finalmente, otro análisis que examina los sujetos mayores de 70 años, muestra una disminución del 44% en el riesgo de depresión moderada en los amantes del té verde que toman hasta 4 tazas al día.

Aunque contiene algo de cafeína, el equivalente de la cafeína en el café, algunas personas prefieren deshacerse de él. Dado que la cafeína se difunde rápidamente, basta con hacer té verde en muy poca agua durante un minuto y hacer la primera infusión.

Evitar el consumo de leche, este alimento contrarresta los efectos del té verde.

Además, evite beber té durante las comidas, ya que interfiere con la absorción de hierro.

Consume té verde para evitar el estrés, ya que nos ayudará a estar más relajados y a tener una vida más tranquila y sosegada.

Son muchos los beneficios del té verde para nuestro cuerpo, no dudes en tomar té cuando tengas situaciones de estrés o para evitarlas.

Cuidados del pelo

Te damos algunos consejos para que cuides tu pelo y tengas un cabello sano y bonito.

En lo que respecta a las comidas que son beneficiosas para nuestro pelo, si comes carnes y pescados que contiene zinc, ayudará al desarrollo de tu pelo.

Para tener un pelo robusto si eres de las que tienen un cabello que se rompe con facilidad, lo mejor es comer carnes blancas para mejorar la robustez del cabello.

Comer zanahoria también te ayudará a fortalecer tu pelo de forma natural ya que contiene unos nutrientes excelentes.

Son muy importantes los minerales como el zinc o el hierro, el ácido fólico, la biotina o el ácido pantoténico para nuestro cabello y son muy importantes en nuestra nutrición tomar algunos de ellos en las comidas como las carnes y los pescados.

Para que tu pelo crezca sano es recomendable tomar alimentos que contengan vitamina B5, como pueden ser arroz integral, legumbres o aguacate. Estos alimentos nos ayudarán a que nuestro pelo crezca de forma sana y saludable.

Otra vitamina que es importante es la vitamina C, por lo que también es recomendable por ejemplo tomar un vaso de zumo de naranja por las mañanas en el desayuno.

Una buena alimentación nos ayudará a tener un pelo bonito y saludable.

Por otra parte los champús que utilices para lavarte el pelo, intenta utilizar el que mejor se adapte a tu tipo de pelo ya sea graso, seco, o tengas un pelo fino o grueso, hay gran variedad de champús a elegir.

Lava tu pelo de forma suave y sin frotar muy fuerte la cabeza cuando te duches.

El estrés es uno de los problemas diarios de muchas personas, e influye en la caída del pelo. Intenta llevar una vida tranquila si no quieres que te caiga más pelo de lo que debería.

Si eres de las que te cae el pelo en abundancia, lo mejor es que acudas a un especialista para que te recomiende un tratamiento para frenar la caída del pelo.

Cuida tu pelo con los consejos que te hemos dado y luce un pelo bonito y sano.